Una ida a Tokyo, por favor

Una ida a Tokyo, por favor
Si entras en La Casa de las Hojas Azules, puedes encontrar cualquier cosa. Cualquier cosa.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Inglourious Basterds

Título Original: Inglourious Basterds
Año: 2009
Duración: 153 min.
País: USA
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Música: Varios (Morricone, Bowie...)
Fotografía: Robert Richardson
Reparto: Brad Pitt, Diane Kruger, Christoph Waltz, Daniel Brühl, Mélanie Laurent, Eli Roth, Michael Fassbender, Samm Levine, B.J. Novak, Til Schweiger, Gedeon Burkhard, Paul Rust, Michael Bacall, Omar Doom, Sylvester Groth, Julie Dreyfus, Jacky Ido, August Diehl, Martin Wuttke, Richard Sammel, Christian Berkel, Sönke Möhring, Mike Myers, Rod Taylor, Denis Menochet, Cloris Leachman, Samuel L. Jackson, Enzo G. Castellari
Productora: Coproducción USA-Alemania; Universal Pictures / The Weinstein Company / Lawrence Bender Productions / Neunte Babelsberg Film
Web Oficial: http://www.malditosbastardos.es/
Género: Acción.
Sinopsis: Segunda Guerra Mundial. Durante la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz). Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como “The Basterds” (Los cabrones), los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreto que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse...

Crítica:
Voy a empezar diciendo que el nombre del personaje que interpreta Mélanie Laurent, Shoshanna Dreyfus, hay veces que aparece escrito como Soshanna, otras Shosanna, etc. Yo me quedaré en Shoshanna que es como se ve escrito en la película. Tras este paréntesis, empiezo a escribir lo que pienso de este film, a ver cómo me sale.

Para empezar, los créditos principales ya me hicieron emocionarme, simplemente por el tipo de letra que utiliza el tito Quentin, el mismo tipo que en Pulp Fiction, y posteriormente, el mismo que en Kill Bill vol. 2.

La película comienza en el año 1941, durante la ocupación alemana en Francia, con un capítulo llamado Érase una vez... en la Francia ocupada por los nazis... El prólogo es simplemente magistral; la primera escena ya te revuelve el estómago, con esa especie de Para Elisa de Morricone (The Verdict -dopo La Condanna-) y ese plano de la chica tendiendo la ropa que ve cómo llegan los nazis.

El primer capítulo es magistral: con mucha tensión, mucho buen diálogo, centrándose sólo en dos personajes (Landa y Perrier LaPadite, un propietario de una granja, genialmente interpretado por Denis Menochet) humor negro, una gran conversación rodeada sonoramente de los mujidos de vacas que se llegan desde fuera, fumando pipa y bebiendo leche, y ese final que, a pesar de saber que algo gordo iba a pasar, te impacta sobremanera.

Para finalizar este prólogo, otro grandísimo plano de Shoshanna escapando en el que no se ve absolutamente nada salvo una ventana y una puerta abierta que nos deja ver a Dreyfus corriendo, y más tarde escuchamos el grito del coronel Hans Landa de las SS: Au Revoir, Shoshanna! Después de esto es cuando te das cuenta de que Landa podría ser el mejor personaje de toda la carrera de Tarantino.

En el capítulo 2, de igual nombre que la película, predomina el humor. En él te enteras de los planes de los bastardos, un grupo de hombres que quiere acabar con los nazis, liderados por el teniente Aldo Raine a.k.a Aldo el Apache (increíble Brad Pitt con su acento particular de Tennessee) y te presentan algunos personajes que forman parte de ellos como Wicki o el grandísimo Hugo Stiglitz interpretado por un guapísimo Til Schweiger.

En ese mismo capítulo es donde aparece por primera vez Donny Donowitz, más conocido como El Ooooso Judííííííío, al que le da vida un soberbio Eli Roth (con su cara siempre me partí de risa, incluso en los extras de Hostel me reía viéndole), cuya primera escena es demasiado para el cuerpo, acompañada de la magistral The Surrender La Resa, también de Morricone. Mención a parte el tema de Kill Bill vol. 2 que aparece en este capítulo, Il Mercenario (L'Arena). ¿Hace falta que diga quién es el compositor?

En el tercer capítulo, Noche alemana en París, vemos a Shoshanna, ahora llamada Emmanuelle Mimieux, 4 años después (como en Kill Bill) de la matanza de su familia en su cine y conocemos a Fredrick Zoller, un nazi que le toca los cojones a la chica porque se enamora de ella (o algo parecido) y que protagoniza una nueva película sobre sus propias hazañas bélicas.


Más tarde, Shoshanna es llevada a la fuerza (escuchamos otro tema de Kill Bill, pero esta vez del vol.1) por el Major Dieter Hellstrom a un restaurante donde se encuentra con el estúpido de Zoller, que quiere que el cine de su amada acoja un estreno nazi y le presenta al director Joseph Goebbels y a su intérprete Francesca Montino. De repente, ¡pum! flashback: estamos ante la segunda escena de sexo de Quentin (después de la de Jackie Brown con Robert de Niro y Bridget Fonda) y ésta dura una milésima de segundo.

Tras una conversación en la que intentan convencer a Goebbels para que cambie su película al cine de Shoshanna, aparece ni más ni menos que Hans Landa, el asesino de la familia de Shoshanna, la cámara se centra en ella y pasa completamente de Landa, hasta que vemos un flashback de la frasecita de antes: Au Revoir, Shoshanna! Todos se van, el almuerzo ha terminado, pero Landa quiere hablar con Shoshanna. Cada uno se come un strudel, algo así como un pastel de manzana, él pide un café y.. UN VASO DE LECHE para Shoshanna. Afortunadamente, esto sólo es coincidencia y lo único que pretende Hans es que sea Shoshanna (es decir, Emmanuelle), la que haga de proyeccionista en el cine y no Marcel, el negro que trabaja para ella (su novio).

Pasamos a otra escena en la que vemos a Dreyfus y a Marcel hablando de acoger el estreno nazi, y de la venganza que planean. Rodarán una película... y harán que el cine se reduzca a cenizas gracias a las películas de 35 mm, superinflamables, según nos cuenta Samuel L. Jackson.

Empezamos el capítulo 4: Operación Kino, donde aparece por primera vez Michael Fassbender, visto en 300, un británico que se aliará con los Bastardos ayudados todos por Bridget von Hammersmark (Diane Kruger, magnífica), una reconocida actriz, para colarse en el estreno de la película con explosivos y acabar con todos. Pues bien, quedan todos en una taberna, donde nos encontramos ante una escena larguísima, con mucho humor (grande la escena de King Kong), que nos prepara para el grandísimo final de la película. La escena termina con un tiroteo en el que Bridget queda herida y con la llegada de Aldo y sus chicos.

En un veterinario de mala muerte curan a Bridget mientras el cabrón de Raine le mete el dedo en la herida para sacarle información y el Oso Judío y el Hombrecillo observan atentos. Ella les cuenta las dos novedades pertinentes: el cambio del estreno a un cine más pequeño y que el propio Führer asistirá en persona. Así pues, en palabras de Aldo: La ocasión de dejar tieso al tío Adolf le da más cancha a este jamelgo. Su plan es colarse en el estreno haciéndose pasar por italianos. Así pues, ponen la escayola en la hermosa pierna de Bridget, y se disponen a comenzar lo que será el quinto y último capítulo y para mí, el más hermoso: La venganza del rostro gigante.

En este capítulo, Shoshanna y Marcel se las arreglan para poner banda sonora a su película y se preparan para el estreno de la película nazi protagonizada por Fredrick Zoller, El Orgullo de la Nación, que en realidad es un corto dirigido por Eli Roth (que en realidad es judío, tócatelos).

Las mejores escenas de la película están aquí. La primera, el pedazo de tema que se marca David Bowie, Cat People, mientras Shoshanna se maquilla en plan indio y sale al cine, lleno de cinéfilos nazis.

La segunda la escena en la que el Oso Judío, El Hombrecillo, Aldo Raine y Bridget von Hammersmark hablan con Hans Landa, que resulta que sabe hablar italiano, mítico ese Gorlami que suelta Aldo.

La tercera, cuando Landa mata a Von Hammersmark, habiéndose visto antes que Landa ha descubierto todo el pastel, encontrando un pañuelo y un zapato de ella en la taberna donde se produjo un tiroteo, como anécdota: las manos que estrangulan a la chica son de Tarantino, maravilloso el guiño a La Cenicienta.




La cuarta, la conversación de Aldo y El Hombrecillo con Landa (¡es un bingo!) y quinta: la que sin duda es la mejor escena de las dos horas y media de film, la muerte de Shoshanna, por culpa del desgraciado de Zoller, con el mejor tema de toda la banda sonora: Un Amico, de Ennio Morricone. Primeramente ella le dispara a él, pero al ver que está vivo se acerca a él, que está tirado boca abajo, comienza la música. Ella le da la vuelta y de repente, sin que te des cuenta, él la dispara. Ella cae a cámara lenta mientras la música de Morricone embriaga y empapa de sangre toda la escena, y no contento con esto, Zoller le mete otro tiro desde el suelo con el que escuchamos el más desesperado grito de ella. Súper impactante-sorprendente-increíble-maravillosa. Esa escena lo es TODO. La cámara se sitúa arriba, y se ve a Shoshanna, con su impresionante vestido rojo, empapada en sangre a la izquierda del plano, y a Fredrick muerto a la derecha. La música para de repente, se hace un corte brutal en que aparece Eli Roth como de la nada pegándote un susto. Quentin no quiere mostrar más. Ahí lo deja, y es suficiente.

Posteriormente vemos la película de Shoshanna: -Yo tengo un mensaje para Alemania. Y es que todos vais a morir. ¡Y quiero que miréis fijamente el rostro de la judía que va a mataros! Marcel, quémalo todo. Se ve a Marcel: Sí, Shoshanna. Tira un cigarrillo a las películas y todo el cine comienza a arder. Y sí. ELI ROTH SE CARGA A HITLER. El director de Hostel se carga al Führer metiéndole no sé cuántos tiros. Ole y ole. Entre el fuego y el humo se ve la cara de Shoshanna partiéndose de risa maliciosamente: Me llamo Shoshanna Dreyfus y ¡éste es el rostro de la venganza judía! (la mejor frase de toda la película).

Curiosamente, Hans Landa se pasa al bando "bueno" a cambio de algunas cositas, pero Aldo no le dejará irse así como así, antes debe marcarle la frente con la esvástica, en la que creo que es la escena más gore del film.


En definitiva, una película de puta madre, que ya he tenido el placer de ver 3 veces en una sala de cine, y que si puedo volveré. Me ha salido una crítica muy muy larga, que más que crítica es repaso de escenas e imágenes bonitas, pero tenía que hacerlo, es la mejor peli que he visto en mucho tiempo. Aún estoy flipando. Cada vez que escucho la BSO me emociono, cada vez que me hablan del film me emociono, me encanta toda ella. No hay nada en ella que no me guste.

Mi personaje preferido, Shoshanna Dreyfus sin duda. Mélanie Laurent está estupenda, la mejor de toda la película. Le sigue Christoph Waltz, so fuckin' unveliebable. Y cómo no, Brad Pitt, Diane Kruger, Eli Roth y Til Schweiger. Con esos me quedo. La BSO, como ya he dicho, imposible de olvidar; con canciones de El halcón y la presa o Revólver. El vestuario, simplemente magnífico, sobretodo el femenino. Vestidos y complementos preciosos.

Quentin se lleva el que es el tercer 10 de su carrera, por encima de Death Proof, Jackie Brown, y sí, para mí, por encima de Reservoir Dogs.

Trailers y una pequeña escena:
http://www.youtube.com/watch?v=5sQhTVz5IjQ

http://www.youtube.com/watch?v=dOMKloOEKcU




Nota: 10

IMPRESCINDIBLE LA V.O.