Una ida a Tokyo, por favor

Una ida a Tokyo, por favor
Si entras en La Casa de las Hojas Azules, puedes encontrar cualquier cosa. Cualquier cosa.

jueves, 4 de junio de 2009

David Carradine

Para vosotros será una tontería, pero Kill Bill fue la película que me lo dio todo, fue la que me enganchó al cine, fue la que me hizo conocer a gente interesada en él, fue la que me hizo conocer un millón de películas más, y fue la que se convirtió automática e inmediatamente después de haberla visto por primera vez, en mi película favorita.
Bill ha muerto, esta vez de verdad, y para vosotros quizá sea la mayor parida que hayáis leído en mucho tiempo, pero esto me supera. Es muy fuerte para mí. Se ha ido uno de los actores de la película con la que me convertí en lo que soy, y me niego a aceptarlo.
No voy a tocar su biografía, ni cómo murió, ni cuántos años tenía, porque, sinceramente, me da igual. Yo sólo sé que Bill se ha ido, y que cuando vuelva a ver la película donde le conocí no volveré a sentir lo mismo, y ya nada será igual, y eso, si os soy sincera, me da mucho miedo.
La muerte nos ha arrebatado muchas personas dedicadas al cine este último año, y todos las hemos aceptado, porque no hay más remedio, pero esto... No me cabe en la cabeza.
Sólo decirle a David Carradine (para mí siempre Bill) que gracias. Gracias por formar parte (y de qué manera) de la mejor experiencia de mi vida, y comenzarla.

4 comentarios:

Javi Triunviro dijo...

Una entrada muy bonita, muy sencilla y de corazón.

Descanse en paz David.

Un besito luchi y la vida sigue.

Charly Ramone dijo...

El mundo del cine hoy llora a David Carradine.

Descanse en paz.

Anónimo dijo...

ALERTA
ALERTA
Lo mas probable es que David Carradine haya sido asesinado
utilizando el mismo Modus Operandi con que asesinaron a Jonathan Moyle en Chile el 31 de Marzo de 1990.
Al final los informes de autopsia los manipulan y todo queda como un “suicidio sexual”.
ALERTA
ALERTA

Álvaro Coca dijo...

estoy de acuerdo. me paso algo parecido. a mi me empezo a gustar todo esto con azumi y luego vi kill bill, son dos pelis que me marcaron bastante en el sentido de empezar a interesarte por el cine de otra forma. son peliculas especiales, porque te hecen sentir todo esto supongo.