Una ida a Tokyo, por favor

Una ida a Tokyo, por favor
Si entras en La Casa de las Hojas Azules, puedes encontrar cualquier cosa. Cualquier cosa.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Fallece Sydney Pollack (1934-2008)

Sydney Pollack ha muerto.
Me invade la tristeza así que no comentaré nada más.
Toda la información la tenéis en Cinemaspop y en Qué grande es el cine.



Por cierto, hoy es nuestra entrada nº100 :(

domingo, 18 de mayo de 2008

Entrada perdida (2)

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO He hecho una cosa que no me voy a perdonar en mi vida....
Esta es una entrada perdida...
No preguntéis... ¬¬
Robert Rodriguez te queremos. (Perdóname).
Os parecerá una entrada un tanto extraña pero yo me entiendo.

viernes, 9 de mayo de 2008

Cumples

Este mes cumplen muchas personas famosas, sí, pero no me voy a enrollar.
Este mes cumplen años personas muy importantes, por lo menos para mí.
El día 6 cumplió 47 años George Clooney (Abierto hasta el amanecer), el día 9, hoy, cumple 29 años Rosario Dawson (Sin City, Death Proof), el día 12 cumplirá Ving Rhames (Pulp Fiction) 49 años; el día 13 cumple 69 Harvey Keitel (Reservoir Dogs, Pulp Fiction); el 14, Tim Roth (47 años, Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Four Rooms) y el día 26 cumple 59 Pam Grier (Jackie Brown).

¿Es coincidencia que casi todos los actores tarantinianos cumplan años el mismo mes o es el destino?
¿Creéis en el destino?

Bueno, este mes también cumplen años personas como Albert Finney (Big Fish) y Danny Elfman (compositor de la música de la película Big Fish).
Dejando las "coincidencias" (o como lo queráis llamar) hago un breve resumen de los demás cumpleaños:
14 - George Lucas (64), Cate Blanchett (39)
15 - Chazz Palminteri (56)
16 - Pierce Brosnan (55)
18 - Chow Yun-Fat (53)
20 - Cher (62)
26 - Helena Bohnam Carter (42)
31 - Clint Eastwood (78)

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES ROSARIO DAWSON!!!!!!!!!!!


miércoles, 7 de mayo de 2008

Entrevista a todos los actores de Amor a Quemarropa


El 10 de septiembre de 1993, una película –escrita por la futura promesa Quentin Tarantino, dirigida por Tony Scott y protagonizada por Christian Slater y Patricia Arquette – llenó los cines con una descarada fusión de estilizada violencia y diálogos tan fustigadores como elegantes. Fue un fracaso. ‘Amor a Quemarropa’ volvió a nacer cuando se lanzó en vídeo, logrando el estatus de culta entre los cinéfilos raros, las estrellas del rock y las personas normales que se fascinaron por Tarantino después de ‘Pulp Fiction’, en 1994. Ahora, en su quince aniversario, nadie se atrevería a negar que la saga de un obsesivo fan de Elvis que se casa con una prostituta y se fuga a California con la cocaína de su chulo no fue un éxito de Hollywood. Unas cuantas de sus escenas –como el cara a cara de Christopher Walken y Dennis Hopper –son presas de la más mítica estima. Acorralamos a las estrellas y sus creadores para reconstruir la historia secreta de ‘Amor a Quemarropa’: lo jodido de la producción, la locura del plató y el sexo y la violencia que tan fuerte siguen repercutiendo hoy en día.

ACTO PRIMERO: UN JOVEN GUIONISTA LLEGA A HOLLYWOOD
Tony Scott (director): Cuando dirigía ‘The Last Boy Scout’, mi asistente estaba lidiando con este tío tan estrafalario llamado Quentin Tarantino, que solía merodear por el plató. Mi asistente me dijo: ‘Tienes que leer este guión’, y yo dije: ‘Sí, claro’.
Quentin Tarantino (guionista): Cuando no eres nadie, llegar hasta alguien para que lea tus guiones es la muerte. Así que lo que hice fue escribir una primera página fantástica, con un diálogo que te dejara en el sitio. El guión original de ‘Amor a Quemarropa’ empezaba con una larga discusión sobre el cunnilingus. La mayoría de la gente dijo que el guión era racista y que la violencia tan grotesca haría que la gente se pusiera enferma. Le dije a Tony: ‘Primero lee las tres primeras páginas. Si no te gustan, tíralo’.
Scott: Me dio dos guiones: ‘Amor a Quemarropa’, que fue su primer guión, y ‘Reservoir Dogs’. Soy un lector terrible, pero leí ambos en un vuelo a Europa. Para cuando aterricé, quería hacer las dos películas. Cuando se lo dije a Quentin, me respondió: ‘Sólo puedes hacer una’.

DESPIECE 1:

Vida después de ‘Amor a Quemarropa’
Todos conocemos a Gandolifini y Pitt, pero, ¿dónde están los demás? En quince años pueden pasar muchas cosas; si no, preguntad a Tom Sizemore.
Quentin Tarantino: sus esfuerzos en la dirección incluyen ‘Pulp Fiction’ (1994), ‘Jackie Brown’ (1997), Kill Bill Vol. 1 y 2 (2003, 2004) y la parte de ‘Death Proof’ en ‘Grindhouse’ (2007). Todavía le queda un icono indie, a pesar de lo último.
Tony Scott: firlma un remake de ‘The Taking of Pelham One Two Three’, que, como ‘Reservoir Dogs’, incluye a dos bandidos llamados Señor Azul y Señor Marrón.
Christian Slater: problemas legales paralizaron su carrera en los noventa. Se informó de que la Policía de Los Angeles le detuvo en el techo de Paris Hilton en el 2005, durante una fiesta. Nota para Hollywood: volved a ver ‘Heathers’ y dadle otra oportunidad.
Patricia Arquette: Protagonista de la serie de la NBC ‘Medium’, la mejor de las series sobre señoras locas que ven visiones relacionadas con crímenes.
Val Kilmer: continuó ostentando el título de icono de la cultura pop con papeles como Batman y John Colmes. Dio la voz a KITT en el remake de la serie de la NBC ‘El Coche Fantástico’.
Gary Oldman: estuvo perfecto en su papel en ‘Hannibal’ (2001). También se ha vuelto bueno en su papel en ‘Batman Begins’.
Dennis Hopper: pon la televisión. Espera 30 segundos. Se materializará, vestido de negro, buscando cómplices para Ameriprise. No asusta tanto como ‘Terciopelo Azul’, pero…
Christopher Walken: sus aparaiciones en ‘Amor a Quemarropa’ y ‘Pulp Fiction’ se tornaron en pequeñas apariciones en las parodias de las películas de Tarantino, que las convirtieron en comedias.
Bronson Pinchot: hizo campaña con Janice Dickinson en ‘The Surreal Life’. Y… ehm… nota a Hollywood número 2: volved a ver ‘Beverly Hills Cop.’.
Michale Rapaport: hizo de novio cortito de Phoebe en ‘Friends’. Y de marido cortito en la sitcom ‘The War at Home’. Realmente es bastante sagaz en las entrevistas de Maxim.
Chris Penn RIP, 1965–2006
Saul Rubinek: hacía del dentista de Larry David, el doctor Funkhouser, en ‘Curb your Enthusiasm’. No le señales con el dedo, porque te matará.
Tom Sizemore: apareció en ‘Heat’ (1995) y ‘Salvar al Soldado Ryan’ (1998). Fue al infierno y volvió. En el momento presente todavía está aquí.

Scott se quedó con ‘Amor a Quemarropa’. Viendo los éxitos que tenía a sus espaldas (‘Top Gun’, ‘Días de Tormenta’), Harvey y Bob Weinstein, cuya compañía Miramax Films distribuiría también ‘Reservoir Dogs’, se embarcaron en el proyecto como productores ejecutivos. Ahora, Scott necesitaba encontrar el elenco correcto de actores.

Christian Slater (Clarence Worley): Estaba haciendo ‘Unchained Heart’ en Minnessota cuando me llegó el guión. Clarence, el protagonista, era un tío con pelotas, no el típico héroe de película. Obviamente, pasaba mucho tiempo hablando solo, con su imaginario Elvis. El cerebro no lo era todo en ese caso.
Tarantino: Para muchos escritores primerizos, el personaje principal es tu reflejo. Clarence era yo. Si me hubieses preguntado si Christian Slater era adecuado para el papel, te habría dicho que no, era muy guapo. Yo pensaba en Robert Carradine.
Slater: Conocí a Quentin durante el ensayo, y me recuerdo pensando que Clarence era una versión de lo que él quería ser. Tenía visiones sobre tíos como Quentin, que trabajaban en videoclubs y les entusiasmaban las películas, pero que nunca podrían ser Charles Bronson. Tony lo veía de otra manera: pensaba que Clarence era mucho mejor.
Scott: Christian y yo vimos ‘Taxi Driver’. Antes, pensaba que él veía a Clarence más suave. Pensaba en ella como una puta comedia negra, y Christian la veía como algo más que una comedia.
Patricia Arquette (Alabama Whitman): Mi agente me contó el guión de una película de Tony Scott. Había muchas cosas que me gustaban de él, pero no me gustaba que Alabama fuera algo racista. Ahora, todos nos hemos acostumbrado al tono de Quentin, pero al principio estaba asombrada. Me preguntaba: ‘¿Qué es esto? ¡Vaya!’. No sabía si el párrafo en el que decía que me daban asco los persas estaba en el guión. Realmente, cada vez que rodábamos esa escena, decía un grupo étnico diferente, porque quería ser igual de ofensiva para todo el mundo.
Tarantino: Cuando lo escribí, mi Alabama ideal era Joan Cusack. Arquette: En realidad, Tony quería que Drew Barrymore fuese Alabama. Estaba obsesionado con ella. Tenía fotos suyas llevando conjuntos minúsculos, pero creo que es que no estaba disponible.
Scott: Nos encontramos con Patricia, y Christian se empinó desde el primer momento que la vio. Eso me hizo la vida mucho más fácil, porque la razón de que pareciera que estaban enamorados venía de la química que había entre ellos. Patricia se enamoró de Christian, y él de ella. Tenían un amor de verdad.
Arquette: El material llevó a esta relación tan romántica y magnética. Christian es encantador y divertido, y había una gran atracción sexual entre nosotros.
Slater: Fue amora primera vista. Pero trabajar con Patricia fue difícil, porque yo tenía una relación. Ambos hacíamos esfuerzos por ser profesionales, pero a esa edad era difícil.
Gary Oldman (Drexl Spivey, pimp): No había leído el guión y no sabía nada de él. tony yo tomamos el té en el Four Seasons y me dijo: ‘Mira, no puedo explicarte bien el argumento, pero Drexl es un chulo blanco, pero se cree que es negro’. Eso es todo lo que necesité escuchar. Dije: ‘Lo haré’.
Scott: Gary me sacó de mi ensimismamiento y me dijo: ‘Lo tengo. Ya sé exactamente quién es este tío: es mi camello’.
Oldman: ¿Mi camello? Tony no me jodería haciéndome arrestar, ¿no? ¡Nunca he tenido un camello! Monté los entresijos de Drexl bajo mi propio sistema. Después fui al dentista que hacía la dentadura, y pensé en darle un ojo extraño. Yo sólo salgo en la película unos diez minutos, así que quería dejar huella. Oí a una banda de niños negros jugando fuera de mi caravana y pensé: ‘Ese es Drexl’. Le enseñé mi papel a uno de esos niños y le pregunté: ‘¿Parece auténtico?’. Cambió algunas palabras y fijo: ‘Eso no cuela. Drexl nunca diría ‘tetitas’; diría ‘tetorras’’.
Tarantino: Esos niños le estaban vacilando, y él les creyó porque no había nada mejor. Es que es británico.
Bronson Pinchot (Elliot Blitzer, drug connection): Me llegó el guión durante el rodaje de ‘Primos Lejanos’. Leí el monólogo sobre la comida de coño con el acento de mi personaje, Balki. La gente del plató se escandalizó.
Scott: Entretanto, Quentin se convirtió en una sensación en Hollywood. Estaba haciendo su obra independiente, ‘Reservoir Dogs’, y yo estaba haciendo la gran película. Todo el mundo quería ser parte de ella. Brad Pitt, que acababa de hacer ‘Thelma y Louise’, llamó y dijo: ‘¿Por qué no me dejas ser el compañero de habitación?’. Yo respondí: ‘¿En serio? ¡jodidamente sí!’, porque estaba en el auge de su estrellato. Val kilmer quería ser Clarence, y yo tenía una visión diferente, así que Val dijo: ‘Entonces, déjame ser Elvis’. Durante seis meses antes de empezar a rodar, estuvo cantando canciones de Elvis en mi contestador.
Slater: Vi todas las películas de Elvis que pude, haciendo lo posible para enamorarme de él, como Clarence. Elvis, el amigo imaginario, era real para Clarence.
Tarantino: ¿De verdad Elvis visita a Clarence, o es su imaginación? Puedo darte la respuesta, pero no voy a hacerlo. Tienes que decidirlo tú.


ACTO SEGUNDO: LOS ACTORES DE HOLLYWOOD SE CONOCEN Y PIERDEN EL EGO

Cuando empezó el rodaje, la combinación de actores veteranos y rompedores talentos confluyó en un espíritu de colaboración. Juntos abordaron diálogos racialmente sensibles, viciosas peleas entre un fornido gángster y una pequeña prostitua, y un clímax a prueba de balas. La improvisación se abrazaría, las lágrimas se perdería. Y si el director tuviese que echar la bronca a alguien, lo haría.


Tom Sizemore (Cody Nicholson, LAPD detective): Tony empezaba cada toma así: ‘Rock and Roll, hijos de puta! ¡Acción!’
Scott: Gary trajo al plató a su madre de setenta años, y después de una toma le dijo: ‘Mamá, ¿qué piensas?’. Ella contestó: ‘Está bien’, y se fue. ¿Qué cojones sabes tú? Es terrible.
Oldman: Sí, mi madre estuvo en el rodaje. Lo ha visto todo. Que Dios la bendiga: va a cumplir 88 años. Scott: Su madre también estuvo en la escena en la que a Drexl se la chupan. ‘Sí, creo que ha sido muy buena’, dijo.
Oldman: Las balas eran de mentira, pero del cañón salían destello y polvora. Llevaba una taza de metal. He muerto en muchas películas, pero nunca me la habían chupado para después dispararme en la cara con los ojos abiertos. Eso es como una estaca en el corazón.
Arquette: Lo pasé mal con la escena en la que Clarence me dice que ha matado a Drexl y yo le digo: ‘Lo que has hecho es muy romántico’. No podía tener esa reacción. Mi profesor de interpretación y yo llegamos al punto de que aquí había un hombre que apenas conocía, que había matado a alguien y que se estaba comiendo una hamburguesa. Podía matarme a mí después. Como mujer, la manera de sentirme segura era estar en una burbuja de amor. Una parte de ella cree que es romántica, como matar todos los errores que nunca cometería.

El clásico punto muerto entre en un gangster (Walken) y el protector padre de Clarence (Hopper) es una de las escenas más memorables de la película. Unida a la alta carga de racismo en el lenguaje, es también la más controvertida.

Arquette: Había trabajado con Dennis en ‘The Indian Runner’ y me pillé un poco por él, pero nunca lo dije. Tuvimos la escena esa en la que le besaba y él decía: ‘Sabe a melocotón’. Hice que alguien me comprara ese brillo de labios cuando era pequeña, y quería que él pusiera sus labios sobre los míos y se fuera. ‘Vaya, realmente sabe a melocotón’.

Interior de la caravana-de día
CLIFF: Para entonces, los sicilianos eran como sudacas (europeos del sur) en la Italia del Norte. Todos tenían el pelo rubio y los ojos azules. Pero, luego, los moros se mudaron allí y cambiaron todo el país.

Dennis Hopper (Clifford Worley, Clarence’s father): El único texto que Christophen Walken y yo improvisamos fue en el que yo digo: ‘Eres una planta huevo’, y el suyo: ‘Eres un melón’. Lo demás lo escribió Quentin. ¿Si me preocupaban las salidas de tono racistas? No realmente, porque es verdad: los moros invadieron Sicilia y se reprodujeron. Quentin escribe como la gente habla, no tiene que ser un ordenador.
James Gandolfini (Virgil, Mob henchman): agradecía poder observer a Hopper y Walken. Estábamos confinados en ese pequeño camión cuando Hopper vino a rodar, así que todo el mundo ofrecía auriculares. Recuerdo que Walken no pidió ninguno, así que, haciéndome el guay, yo tampoco. No pude oír durante tres malditos días.
Hopper: Tony tenía esa pistola especial en la que disparas y las llamas salen desde dentro hacia los lados. Yo le dije: ‘Tony, no vas a poner esa pistola en mi cabeza’. Él dijo: ‘No hay problema, házmelo a mí’. Así que alguien del rodaje le disparó y empezó a sangrar. Él dijo: ‘Vale, no va a funcionar’.

El plan de Clarence y Alabama de vender la cocaína robada en Los Ángeles permitió a Tarantino añadir un toque hollywoodiense a la historia. y Scott, cuya ‘Last Boy Scout’ había sido co-producida por Joel Silver, el que hablaba rápido, estaba lista para inculcar sus propias observaciones.

Slater: Creo que la película reflejó la realidad de Los Angeles: hay muchos personajes turbios y productores chiflados.
Tarantino: Yo no escribí la parte en la que el productor compra la coca para Joel Silver; Tony la convirtió para él.
Saul Rubinek (Lee Donowitz, Hollywood producer): Estaba haciendo el casting y Tony dijo: ‘Lo has cogido realmente bien. Ese es Joel. Lo has clavado’. Y yo dije: ‘Perdona, estoy confundido. ¿Joel?’. ‘Joel Silver’, dijo él. No tenía ni idea de quién era ese.
Scott: La parte de la sátira de Hollywood es tierna, pero Joel no volvió a hablar conmigo durante un tiempo después de ella.

El guión original reflejaba un asunto de drogas peliminar que incluía a Clarence y dos aspirantes a actor en un zoo. Pero Scott, que quería más acción, cambió la localización a un parque de atracciones.

Scott: La montaña rusa fue difícil. Pinchot estaba sentado, y Rapaport estaba tan a asustado que vomitó un racimo de Quaaludes y no pudo decir su texto.
Michael Rapaport (Dick Ritchie, wannabe actor): No me gustan las montañas rusas. Intentaron convencerme de que tenía que montar y yo vomité, así que tuvimos que volver a rodar una semana después. La segunda vez, me sedaron. En algunas tomas se me ve sonriendo porque estoy drogado, fuera de mí, y en algunas se me ve llorando porque, honestamente, pensaba que iba a cagarme.
Gandolfini: Todos eran jóvenes y estaban como una cabra. Brad pitt también estaba por ahí. Yo no sabía que era Brad Pitt entonces, pero estuvo genial. Sólo tuve que verle para decir: ‘Vaya puta escama’. Improvisó un montón.

Int. Dick’s Apartment—day
Interior del Apartamento de Dick-de día.

FLOYD (Dick’s stoner roommate): No te hagas el digno conmigo, tío. Te mataré.
Scott: “No te hagas el digno conmigo.” Eso no estaba en el guión; fue de Pitt.
Tarantino: No sólo Brad es bueno, sino que su escena con los gangster hizo reír a carcajadas al público. Fue una de las mejores reaccionas que he visto nunca sobre una parte de mi trabajo.

La escena más impactante de la película puede ser el brutal interrogatorio de Gandolfini y los golpes de Arquette, donde ambos actores subieron, valientemente, el distintivo de la película de la elocuencia y la violencia al límite, e incluso tener hematomas de verdad.

Tarantino: En ese punto de la película, si Clarence parece que se va a ir, tú sabes que no va a morir, porque él es la estrella y todavía quedan veinte minutos. Pero, hablando dramáticamente, Alabama podía haber muerto; era prescindible.
Scott: Gandolfini rebosaba la inocencia de ambos chiquillos y un peligro jodidamente enorme. La escena de la pelea entre él y Patricia se construye despacio, como un volcán. Hay un pequeño diálogo al principio: ‘Eres muy guapo’, ‘Da un rodeo hasta mí’. Luego, le revienta.
Arquette: Primero, trata de una chica que espera que s unovio le rescate y echa mano de todos sus trucos naturals: flirtear, hacerse la tonta. Después, Virigil le habla sobre la transición que ha tenido hasta ser un asesino y, realmente, le está contando lo que le va a pasar a en un momento: ella va a tener su transición, y nunca volverá a ser la misma persona.
Gandolfini: Patricia estaba totalmente involucrada, era dura y muy fuerte. Cuando tenía que hacerle algo a su personaje, su doble me llamaba chochito.
Arquette: Mi mente no estaba donde yo quería que estuviera, así que Tony me dijo: ‘¿Quieres que te ayude?’. Yo le dije que sí, y me pegó un guantazo en la cara. Me quedé flipada. Empecé a llorar.
Scott: Cuando no podia llegar allí emocionalmente, Patricia solía llamar a mi mano la derecha ‘La Persuasiva’. Solía decir: ‘Trae a la persuasiva’, y yo tenía que abofetearla. Ella decía: ‘¡Dame más fuerte!’. Y yo estaba ahí, en el plató, pegando derechazos a Patricia. Eso no me pasa muy a menudo con los actores.
Gandolfini: Fui un poco duro, porque había mucho que dar. No ves eso muy a menudo entre un hombre y una mujer, así que por eso acabé haciéndolo mucho en Los Soprano.
Pinchot: No podia ver la escena en la que a Patricia le dan una paliza. Es tan buena que me pone enfermo. Chris penn y Tom Sizemore también estaban impresionados, como los policías que me hicieron llevar un mensaje al camello. Hicimos tomas con Chris pegándome en la cara con la bolsa de coca y después sometiéndome y destrozándome la cara en una mesa. Había una mujer hablando de sus tetas y, acto seguido, Chris Penn estaba sometiéndome.
Sizemore: Estaba pensando en mantener la misma cara en las escenas con Bronson. Fue muy divertido cuando estaba escuchando a través de su entrepierna. Mis carcajadas en esa escena eran reales.

Volviendo a: el ascensor

Con una 38 en la cabeza de Elliot, Clarence puso la palma de la mano en la boca de la pistula para hacer de escudo humano contra las salpicaduras. Alabama y Dick no pueden creer lo que va a hacer.

Pinchot: Cuando Clarence aprieta la pistola en el ascensor, mi personaje se pierde. Si vas a rodar una escena como esa, tienes que estar despierto toda la noche. Me dije que no había nada más en mi cabeza que la realidad, nadie en el plató se estaba comiendo un Snickers en ese momento. Sólo estaba yo, e iba a morir.
Sizemore: La escena en la que estamos escuchando qué está pasando en el ascensor fue improvisada, no trabajamos nada en ella. Gracias a Dios, Chris Penn estuvo magnífico, infravalorado, un gran profesional. También era el hermano de Sean Penn, uno de los mejores actores de todos los tiempos, así que tenía madera.


Interior de la Suite de Lee, Hotel Embajador Beverly.

Este es un empate mejicano, si alguna vez hubo uno. Por un lado, los gangster con las pistolas; por otro, guardaespaldas con recortadas. Y los policías con los revólveres en el medio. Alabama está tan asustada que se mea encima.


Arquette: Filmamos la escena de la drogas en el abandonado Hotel Embajador, donde dispararon a Robert Kennedy. Llamamos a esa escena ‘clusterfuck’.
Sizemore: Era una ‘clusterfuck’. Y las putas plumas de las almohadas que explotaron estuvieron allí cuatro días, tío. A mí me mataron en la toma uno y tuve que quedarme ahí tumbado todo el tiempo con plumas en la boca.
Scott: en el guión original de Quentin, Christian muere y Patricia se fuga con el dinero. Y los cínicos mueren. Rapaport sobra porque es inocente, y todo el mundo recibe su merecido.
Tarantino: Intenté por todos los medios convencer a Tony para que Clarence muriera, porque era lo que yo había escrito y no estaba abierto a conjeturas. Pedí clemencia de una manera muy dramática: ‘Vas a perder tus pelotas. Estás intentado hacer una mierda de Hollywood. ¿Por qué haces esto?’. Escuchó todo y después me convenció al 100% de que no había razones comerciales.
Scott: Simplemente, me enamoré de estos dos personajes y no quería verlos morir. Les quería juntos.
Tarantino: Cuando vi la película, me di cuenta de que Tony estaba en lo cierto. Siempre la vio como una historia de amor de cuento de hadas, y en ese sentido funciona magníficamente. Pero, en mi mundo, Clarence está muerto y Alabama va a su bola. Si alguna vez la meto en otro de mis guiones, Clarence seguiría estando muerto.


ACTO TERCERO: LA PELÍCULA LLEGA A LOS MULTIPLEX, PIERDE DINERO Y GANA FANS

Cuando la película se envolvió, los actores se separaron de la sangre falsa y volvieron a sus caminos, mientras Scott se sumergía en la edición y trabajaba con Warner BROS. para la distribución.


Scott: Estuvimos comprobando las reacciones del público en Orange County. Christina era la estrella de una comedia romántica en ese momento, así que nuestro grupo estaba un poco descarriado. Dos tercios del cine se vaciaron cuando Gary se cargó a Sam Jackson, y el resto cuando Christian se cargó a Gary.
Hopper: Siempre que se enseñaba a la audiencia, ovacionaban.
Tarantino: Warner Bros. iba a cambiar el título a ‘Corazones Temerarios’. Llamé a Patricia, Christina y Tony y les dije: ‘Vamos a la prensa a hablar sobre lo malo que es ese título y lo bueno que es el original. Nombraremos al jefe del departamento de marketing en cada entrevista hasta que muerda el puto anzuelo’.
Rubinek: La película fracasó. No creo que el estudio supiera cómo hacer el marketing de este tipo de película, porque, si la estrenaran ahora, sería un éxito.


Interior de la Suite de Lee, Hotel Embajador Beverly.


Lee: ¿Sabes qué me gustaría hacer ahora? Me gustaría ver Dr. Zhivago.
Hopper: Estaba sorprendido. La película no había tenido vida en el cine; vino y se fue en una semana. ¿Esperaba la gente una historia de amor tradicional?


Es más: Amor a Quemarropa hizo una miserable recaudación de 11,5 millones de dólares. Tuvo algunas críticas buenas, pero no del Senador Bob Dole, que, como candidato a la presidencia en 1995, la despellejó diciendo que era un ejemplo de películas “que se deleitaban en la violencia sin sentido y en el sexo sin amor”.


Arquette: Los senadores hablaban de Amor a Quemarropa porque estaban defendiendo una mayor censura. Bob Dole dijo que nuestra película era “repugnante” (o que, quizá, yo era repugnante).
Tarantino: Sabía que Dole no había visto ni ‘Amor a Quemarropa’, ni ‘Asesinos Natos’. No podía creer que un tío candidato a Presidente de los Estados Unidos, la tierra de la libertad y el hogar de los valientes, estuviera condenando arte que nunca había visto. Tú, puto gilipollas, no tenías que decir nada para salir elegido.
Sizemore: Salí en ‘Amor a Quemarropa’ y ‘Asesino Natos’. Es por eso por lo que fui a prisión.
[Nota del editor: usar un pene protésico falso para sabotear un test de drogas ordenado por la ley, no funciona].

Hopper: No conozco a nadie en la industria que, ahora, no la haya visto. Es una película maravillosa, y no sólo porque yo tenga una escena genial.
Rapaport: La gente todavía me llama Dick Ritchie. He visto a gente venir y empezar a citar a Christopher Walken, algo que me asusta, porque no me doy cuenta de que son textos de la película.
Oldman: Mi texto más citado es: ‘Sé que soy guapo, pero no tan guapo como un par de tetas’.
Tarantino: La gente me ha dicho que han puesto la frase ‘Eres muy guay’ en sus anillos de boda. Incluso conocí una pareja con los mismos tatuajes, que decían: ‘Eres muy guay’. ‘Amor a Quemarropa’ y ‘Reservoir Dogs’ fueron la esencia del éxito de ‘Pulp Fiction’. El público estaba viendo algo que no había visto hasta ahora: comedia y violencia juntas en un mismo sitio. Se horrorizaban en un segundo y se reían al siguiente.

Interior: Hotel Embajador Beverly-de día.

Elvis: Tengo que decírtelo, Clarence. Eso molaba, tío. Molas más que molar.
Muchíiiiiiiiiisimas gracias infinitas a Patricia que es la que nos ha traducido esta gran entrevista. Aprovecho para deciros que visitéis su blog I'm watchin it, que está DPM.


domingo, 4 de mayo de 2008

Se cumple el 15º aniversario de Amor a Quemarropa

Existe una entrevista (desgraciadamente en inglés) a todos los actores de True Romance (incluyendo a Tony Scott y a Tarantino) como motivo del 15º aniversario en la revista Maxim. Os dejo aquí la dire, ya que es muy larga como para postear, para quien sepa inglés y le apetezca leerla.
Si alguien quiere traducirla al español, pues de puta madre xD.

Tenéis la entrevista aquí.

Agradecimientos a Alan, fiel colaborador de La Casa de las Hojas Azules.

La musa de Tarantino revive con miedo los guiones del morbo

El New York Times ha publicado las primeras declaraciones de este hombre de 37 años acusado de acosar a la actriz Uma Thurman, musa de Quentin Tarantino y actriz de películas tan taquilleras como Kill Bill o Pulp Fiction.

El sujeto ha asegurado en el citado diario que desde su época escolar admiraba a Thurman y halló en sus películas numerosos indicios de que ella también podría amarlo a él. Casi me parecía como si estuviera seduciéndome. Jugábamos al gato y el ratón.

Sin embargo, la actriz ha declarado que la persecución le hizo sentir pánico, a pesar de que, el hombre ha sostenido que nunca quiso asustar a la actriz, aunque reconoció que posiblemente su comportamiento fuera "torpe".

El hombre que fue acusado de acoso en Nueva York tendrá que presentar sus alegatos la semana que viene durante la vista judicial. En ella, con toda probabilidad volverá a reconocer que recibió señales equívocas, ya que, según ha afirmado, cada vez que tocaba el timbre en la casa de Thurman, un empleado le decía que regresara más tarde, que fue lo que hizo.
Y cuando en 2005 intentó visitar a la actriz durante un rodaje en su casa rodante, asistentes personales de la estrella de Hollywood le preguntaron si no prefería irse. Según declaró, la pregunta le pareció curiosa y respondió: "No, en realidad no. Me gustaría hablar con Uma".

Fuente: http://www.elsemanaldigital.com/


Agradecimientos a Alan.

sábado, 3 de mayo de 2008

Crítica El Club de la Lucha

Nueva etiqueta de críticas. Y la primera es de El Club de la Lucha (Fight Club)
Aviso: mis críticas pueden contener spoilers.
Fascinante película de un gran David Fincher, con los actores protagonistas como punto fuerte: Brad Pitt, Edward Norton y Helena Bonham Carter. La primera regla de El Club de la Lucha es no hablar de El Club de la Lucha y la segunda regla de El Club de la Lucha es que ningún socio debe hablar de El Club de la Lucha. Impactante. Uno de los mejores finales de la historia. Cabe destacar la canción de los créditos finales Where is my mind?, interpretada por The Pixies. Una película muy buena para ver mejor solo, eso sí, estando muy concentrado en la voz en off. Maravillosas miradas de Edward Norton a cámara y una grandísima Helena Bonham Carten que nos demuestra que es más que la mujer de Tim Burton con ese cigarro en la mano e intentando quedarse con las parasitosis. También destaca el doblaje: Daniel García (Brad Pitt), Nuria Mediavilla (Bonham Carter) y Alberto Mieza (Norton), al que todos conocemos por haber doblado a Ross en la mítica serie de tv Friends. Poderoso mensaje y un nombre que, a todos los que la hayamos visto se nos quedará en la cabeza para siempre: Tyler Durden. ¿Es nuestra imaginación? Sin duda, como ya he dicho; lo mejor: el final con The Pixies de fondo y una maravillosa frase: Me has conocido en un momento extraño de mi vida. El fotograma final súper insospechado y sorprendente.





Nota: 9

Trailer


Canción Where is my mind?