Una ida a Tokyo, por favor

Una ida a Tokyo, por favor
Si entras en La Casa de las Hojas Azules, puedes encontrar cualquier cosa. Cualquier cosa.

domingo, 30 de septiembre de 2007

La reina de los condenados

Hoy os presento otra de las películas que deberíais ver, en mi opinión, sobre todo si os gusta el heavy metal, el rock y los vampiros: La Reina de los Condenados. Otra peli maldita, como digo yo, ya que la cantante Aaliyah, que interpreta a la reina Akasha, murió poco después de rodarla. Está basada en la saga de libros de Anne Rice: Crónicas Vampíricas, y os dejo aquí sus títulos.
1. Entrevista con el vampiro
2. Lestat el vampiro
3. La reina de los condenados
4. El ladrón de cuerpos
5. Memnoch el Diablo
6.Armand el Vampiro:
7. Merrick
8. Sangre y oro
9. El santuario
10. Cántico de sangre
SINOPSIS
Su sed de vida la encantó. Su sed de fama la despertó. Su sed de poder podría matarnos a todos. El legendario vampiro Lestat (Stuart Townsend) ha despertado tras largas décadas de letargo, con la determinación de saltar a la luz. No satisfecho con su destierro a las tinieblas, decide confundirse entre los mortales que nunca lo valoraron lo suficiente. Lestat se ha reinventado a sí mismo encarnando la figura que más se aproxima a Dios en la Tierra: una estrella de rock. La intoxicante atracción de su música ha arrastrado su estilo por todo el mundo, hasta llegar a los oídos de la antigua y adormecida Reina Akasha (Aaliyah) en su cripta más allá del hielo ártico. Madre de todos los vampiros, Akasha ha estado descansando durante siglos, esperando el momento adecuado para despertar de nuevo y apoderarse del dominio mundial. La música de Lestat es la revelación que ella había estado esperando, y Akasha desea que Lestat rija el mundo a su lado. Pero ¿tiene límite Akasha? Su malévolo poder podría ser demasiado grandioso incluso para muchos de los antiguos vampiros —al fin y al cabo, ella los creó— y su superviviencia depende de ella misma. Después de todo, Akasha está acostumbrada a tener todo lo que quiere... y todo lo que ella quiere es sembrar el terror en la Tierra.
Creación de la música de Lestat
La reina de los condenados es la primera incursión de Jonathan Davis en la composición de música de cine. El compositor Richard Gibbs conoció a Davis, cantante solista del grupo de heavy KoRn, a través de un agente de la compañía que representaba a ambos artistas, y juntos crearon la banda sonora de la película, así como la música que despierta a Lestat y, finalmente, a Akasha. "La música en la novela es música gótica de los ochenta", explica Jorge Saralegui. "Nuestra meta era encontrar un modo de tener una música más actual que tuviera ese elemento gótico. Nos enteramos de que Jonathan Davis del grupo KoRn estaba muy interesado en desarrollar su potencial y componer una banda sonora. Formó equipo con un hombre con mucho talento, Richard Gibbs, e idearon una música que comienza con el toque de heavy metal de KoRn como base, añadiéndole después un elemento atmosférico y misterioso que da lugar a un sonido más sofisticado. Y logró captar tanto los aspectos viscerales de ser vampiro como el tipo de perverso atractivo sexual que tiene el vampirismo"

Dirección: Michael Rymer.
Países: USA, Australia.
Año: 2001.
Duración: 111 min.
Interpretación: Stuart Townsend (Lestat de Lioncourt), Marguerite Moreau (Jeese Reeves), Aaliyah (Reina Akasha), Vincent Pérez (Marius), Paul McGann (David Talbot), Lena Olin (Mahret), Christian Manon (Mael), Claudia Black (Pandora), Bruce Spence (Khayman), Matthew Newton (Armand), Tiriel Mora (Roger Smythe), Megan Dorman (Maudy).
Guión: Scott Abbott y Michael Petroni; basado en "Las crónicas vampíricas" de Anne Rice.
Producción: Jorge Saralegui.
Música: Richard Gibbs y Jonathan H. Davis.
Fotografía: Ian Baker.
Montaje: Dany Cooper.
Diseño de producción: Graham 'Grace' Walker.
Dirección artística: Tom Nursey.
Vestuario: Angus Strathie.

Todo lo que necesitas saber sobre La Reina de los Condenados está en: http://www.labutaca.net/films/9/lareinadeloscondenados1.htm


Os dejo el tracklist de la BSO porque aunque no os guste la peli o no la queráis ver, si os gusta el rock, bajaos estas canciones que molan un huevo!!!!!!!!!!! (lo primero son los grupos, lo segundo las canciones ;)) Bajaos por lo menos la nº2 que es la mejor!! xD

1. Wayne Static of Static x - Not mean for me
2. David Draiman of Disturbed - Forsaken
3. Chester Bennington of Linkin Park - System
4. Marilyn Manson - Redeemer
5. Jay Gordon of orgy - Slept so long
6. Papa roach - Dead Cell
7. Deftones - Change (in the house of flies)
8. Disturbed - Dow with the sickness
9. Static -x - Cold
10. Earshot - Headstrong
11. Godhead - Penetrate
12. Kidneythieves - Before I'm Dead
13. Tricky - Excess
14. Dry Cell - Body Crumbles



Actualización 1
Os dejo aquí un vídeo que he encontrado de La Reina de los Condenados con la canción Stept so Long, espero que os guste.

sábado, 29 de septiembre de 2007

El cuervo

Aquí tenéis los argumentos de El Cuervo 1 y El Cuervo 2, películas que me han gustado mucho mucho. Os las recomiendo.
EL CUERVO
El cuervo es una película estadounidense de 1994 basada en la serie de cómics homónima de James O'Barr.

La película logró notoriedad aun antes de su estreno debido a que durante el rodaje, Brandon Lee (hijo de Bruce Lee) murió tras ser tiroteado en una escena de la película. Se pensó abandonar el proyecto tras su muerte, pero finalmente se decidió seguir adelante, utilizando un doble, escenas oscuras y retoques por ordenador. La película se presentó como un homenaje a Lee.

ARGUMENTO (SPOILERS)
Un hombre llamado Eric Draven (Brandon Lee) fue asesinado junto a su prometida, Shelly Webster (Sofia Shinas), por una banda que irrumpe en su apartamento la llamada Noche del Diablo (30 de octubre). Un año más tarde, es resucitado por un cuervo y busca venganza, matando a sus asesinos uno por uno. Es capaz de vencerlos porque el cuervo que lo ha devuelto a la vida lo ha hecho invulnerable: nada puede matarlo, y sus heridas curan instantáneamente, por graves que sean. Solo se le puede herir hiriendo al cuervo.

Muerte de Brandon Lee.
El 31 de marzo de 1993, a la edad de 28 años, Brandon Lee muere accidentalmente en una escena en la que su personaje debía recibir un disparo. El tambor del arma albergaba una bala vieja que no había sido notada por los encargados, la escena fue rodada pero Lee no se levantó del suelo, fue entonces que el personal acudió en su auxilio y llevado al hospital donde se supo que la bala había entrado en su abdomen, horas después falleció.


Reparto: Elizabeth Thompson, Brandon Lee, David Patrick Kelly, Jeff Imada, Michael Massey, Norman Maxwell, Rachel Hollingsworth, James Putnam, Michael Wincott, Rock Taulbee
Director: Alex Proyas
Duración: 01:37:00
Estreno: Sábado 1 enero 1994
Género: Acción




EL CUERVO 2: CIUDAD DE ÁNGELES
Argumento de El Cuervo: Ciudad de Ángeles
El Cuervo -Ciudad de Ángeles- tiene lugar durante la noche especial en que una vez por año las calles de Los Ángeles se ven invadidas por juerguistas que celebran el Día de los Difuntos –una festividad en honor a las almas que han partido. La fiesta ritual de esta noche se transforma en una orgía macabra y durante el caos, un joven padre y su hijo son testigos de un crimen horroroso por el que se convierten también en víctimas del asesino. El joven padre, Ashe emerge de la muerte con los poderes misteriosos de un cuervo. Cuando está haciendo planes para vengarse de los asesinos, se siente atraído por Sarah con la que comparte un lazo psíquico. Sarah había tenido un encuentro con el cuervo cuando era niña, en Detroit, y no puede dejar atrás esta conexión sobrenatural.

Reparto: Vincent Perez, Mia Kirshner, Richard Brooks, Iggy Pop
Director: Tim Pope
Duración: 01:20:00
Estreno: Lunes 1 enero 1996
Género: Intriga

Os dejo aquí los trailers en V.O. porque no los encontré en español.
Deciros también que el tío de El Cuervo 2 está pa toma pan y moja. xD.













Gracias a Jandro por animarme a poner esta entrada.


lunes, 24 de septiembre de 2007

Mis 25 discos preferidos

Una tarea muy difícil, joder. Yo ya no estoy pa estos trotes xD.
A ver, empiezo, pero se me quedan muchos en el tintero y la mayoría serán BSO's.

1. BSO Pulp Fiction
2. BSO Kill Bill 1
3. BSO Kill Bill 2
4. BSO Death Proof
5. El viaje de Copperpot - La Oreja de Van Gogh
6. Estados de ánimo - El Canto del loco
7. Estopa - Estopa
8. Californication - Red Hot Chili Peppers
9. Stadium Arcadium - Red Hot Chili Peppers
10. BSO El Cuervo 2
11. BSO Smallville 1ª temporada
12. BSO The OC Mix 1
13. BSO The OC Mix 2
14. Unplugged - Maná
15. Por la boca vive el pez - Fito&Fitipaldis
15. Guapa - La Oreja de Van Gogh
16. BSO The Faculty
17. Zapatillas - El Canto del Loco
18. Voces de ultrarumba - Estopa
19. Destrangis - Estopa
20. BSO Full Monty
21. BSO Grease
22. Lo que me importa eres tú - Kiko Veneno
23. BSO 8 Millas
24. BSO La Playa
25. Greatest Hits - The Police

Hala, ya ta!! No pienso releerlo, porque si lo hago me pasaré 3 horas aquí xD.
¿A que no os atrevéis a hacer el de las 25 cancione? eh? eh?
Nomino a Jandro, Will, Onete, Jesús, Neo, Isma y Lemuel. Y a todos los que lo quieran hacer.

Ladys, that was fun!
Adiós!!

sábado, 15 de septiembre de 2007

QUENTIN TARANTINO: Sesión Continua


El director más popular del mundo nos seduce con su última locura.


En 2007, los únicos cines de sesión continua que existen son las salas X, pero no siempre fue así. La generación que ahora ronda los 40 años es la última que disfrutó en su infancia de dos películas por el precio de una en cines que estaban al lado de su casa, cuando las carteleras de los periódicos se separaban en "Estrenos" y "Sesión continua". En España, el programa lo formaban, casi invariablemente, alguna cnta estrenada meses atrás y otra cosa tan rara como mala rodada en régimen de coproducción con italianos metidos de por medio. La chavalería ni se enteraba de la mala calidad de las copias y disfrutaba de lo que ya se había disfrutado, meses atrás, en los cines del centro de la ciudad o de la lejana capital de provincia. En Estados Unidos, el concepto era el mismo, pero más enriquecedor: los cines del centro, viejos, grandes y caros de mantener, generaron su propia "cuota de pantalla" a base de películas intencionadamente malas a las que ni se les ocurría mirar de reojo a las series B o Z. Cintas que escapaban a la clasificación de los géneros y saltaban por encima de los márgenes de la industria para hacer dinero y satisfacer el hambre del público con los temas que los estudios -fueran grandes o pequeños- no se atrevían a tocar. Sexo, caníbales, zombies, caníbales zombies, abuso de drogas, zoófilos nazis o gore. O todo junto, rodado de cualquier manera en 10 días y publicitado en carteles demasiado explícitos incluso para los ojos europeos, impresos con tinta mala y que convertían a las portadas de los libros pulp en obras maestras del Renacimiento. Una manera de ver y hacer cine al que también mató, en los ochenta, aquel lema de Sony de "Un vídeo en cada hogar". Se cerraron los drive in de las campas de las afueras, y los alcades limpiaron el centro de las ciudades de prostitutas, sex shops y movie theaters donde se podía uno encontrar de todo. El cine grindhouse murió. Los miles de películas rodadas en veinte años quedaron como pasto de cinéfilos y freaks de pro. Hasta ahora.

De todos los directores de cine -al menos, de los conocidos por eso que se dice el gran público- hay uno que, además de por un envidiable talento que raya en lo insano, destaca por su saber enciclopédico sobre películas. Y cuanto más malas, mejor. Ese director es Quentin Tarantino. Tarantino (Knoxville, EEUU, 1963) aprendió y vio mucho de adolescente, y terminó el master de deglutir cine de todo tipo siendo dependiente en un videoclub en un barrio poco recomendable de Nueva York. Amante y consumidor devoto y confeso de cultura basura, Tarantino dejó claro desde el comienzo que el suyo era cine adrenalítico que bebía de las fuentes más dispares: Pelham 1, 2, 3 y Hong Kong para Reservoir Dogs, blackexploitation para Jackie Brown, giallo y artes marciales en Kill Bill... Así que no puede extrañar a nadie que, si hay alguien capaz de recordarnos cómo sabía y olía el cine de barrio a la americana, sea Quentin Tarantino. Y el más puro, el más auténtico, el más freak de los Tarantinos posibles está en Death Proof, su parte de esa sesión doble que, junto a Planet Terror de Robert Rodriguez, es Grindhouse. El carnaval de humor más allá del negro y atropellos indiscriminados que firma, produce y promociona, es la versión definitiva de las slasher movies de los 70, un género cuyas películas se ceñían a un patrón invariable: psicópata mata aleatoria y salvajemente durante todo el metraje a adolescentes -principalmente colegialas macizas- en lugares dejados de la mano de Dios- pueblos de Kentucky y sitios por el estilo.

Sólo a Tarantino se le podría ocurrir un Kurt Russell sobrado de testosterona que masacrara al volante de un Chevrolet a cuánta rubia se le pusiera por delante. Y salir más que triunfante del intento. Sólo queda rendirse ante este festín a prueba de balas -valga la redundancia- que es Death Proof. Sólo fuera por el impacto que produce escuchar, un buen día de julio a las diez de la mañana -hora del Pacífico-, a un sobrecafeinado Quentin Tarantino recreándose en el slang, alabando a Jess Franco y dando un titular tras otro.

Death Proof es una demostración de su amor por los programas de sesión continua, por las grandes pantallas de las salas del centro, por una manera de disfrutar del cine. ¿Cuánto tiene la película de homenaje a ese cine con el que usted creció y ya no existe? ¿Lo echa de menos?
Definitivamente, sí. La película es para las generaciones más jóvenes, que no conocen un cine así, y que con Death Proof pueden experimentar todo lo que conlleva el cine grindhouse. Uno siempre piensa que el cine con el que ha crecido es mejor que el actual y, sí, también es cierto que echo mucho de menos la sesión continua, las grandes salas del centro, la experiencia que tenías anes sólo por ir al cine. Y más aún hoy en día, con todos esos complejos de ulticines en los centros comerciales que están terminando con esa experiencia. Con tantos anuncios como ponen antes de que comience la película, cada vez es más parecido a ver la tele..
¿Cómo decidieron Robert Rodriguez y usted el trabajar tan estrechamente en este proyecto que es Grindhouse? ¿Cómo enfocó usted su parte?
La idea viene de un día que Robert estaba en mi casa. Yo tengo una colección muy grande de carteles de películas, libros de cine, goodies, ya sabes, ese tipo de cosas y, bueno, tengo muchísimos carteles de películas de sesión contínua, esas películas salían con un montón de ellos. Robert vio uno, el de Dragstrip Girl, una película que a los dos nos gustaba mucho, y me dijo "sería divertido hacer una película como esas, de sesión contínua. Siempre he pensado que molaría hacer algo así", y nos pusimos a ello, a crear una experiencia de ese tipo, de ver películas de ese modo. Decidimos hacer una sesión continua de verdad, porque sería más divertido y más popular. Robert vino inmediatamente con lo que quería hacer: una película de zombies. Ya tenía cono 20 ó 30 páginas escritas de un guión desde hacía tiempo, así que me llegó a mí la hora de pensar qué quería hacer yo, y empecé a pensar en una película slasher. Estuve viendo un montón de películas de esas, una de las cosas divertidas sobre ellas es que todas son muy parecidas. Se me ocurrió que podría rodar una, en la que alguien recogía a chicas en la carretera, y las asesina una a una. Pero haciéndola mía, metiendo mi universo en una película slasher. Es lo que he hecho siempre en mis películas, introducir mi extraño y loco universo en ellas, mi manera bizarra de ver las cosas. Por ejemplo, Reservoir Dogs es mi versión de las películas de atracos, y nunca he presenciado uno.
La de Robert y usted es una relación -tanto personal como artística- que viene de muy lejos. ¿Cómo comenzó esa relación?
Es una historia muy divertida. Robert y yo nos hicimos amigos y nos conocimos hace algunos años, en el Festival de Cine de Toronto. Yo no había visto todavía El Mariachi pero él sí había visto mi película, Reservoir Dogs, en otro festival. Tuvimos una conversación tan cool... Nos dimos cuenta de que éramos como dos chicos que acaban de llegar a su nuevo colegio. Teníamos los mismos intereses y gustos y fue muy divertido, nos hicimos colegas de inmediato. Hemos colaborado una y otra vez en la carrera del otro: yo interpreté pequeños papeles en Desperado y Abierto hasta el amanecer, que también escribí, Robert compuso la banda sonora de Kill Bill Vol.2, yo dirigí una escena de Sin City, y ahora, nuestra gran colaboración ante el público es Grindhouse. Sí, llevamos un montón de tiempo trabajando juntos.
Podría decirse que son como hermanos.
Sí, eso nos decimos el uno al otro, que somos hermanos pero de distinta madre.
Tiene mucha facilidad para construir personajes inolvidables, y con Kurt Russell lo ha vuelto a hacer. ¿Por qué él? ¿Ha querido hacer con él lo mismo que hizo con John Travolta en Pulp Fiction, ponerle bajo los focos de una generación que no le conoce mucho?
No estoy muy de acuerdo con eso, Kurt lo estaba haciendo mejor qe Travolta cuando lo vi (risas), y hace un montón de dinero con sus películas, pero sí es verdad que no ha dado un gran pelotazo en mucho tiempo. E incluso cuando lo ha hecho, como en Breakdown, no era el cabrón de la película, sino que interpretaba al buenazo atrapado por la situación. Recuerdo pensar mucho en ello, cuando abría los periódicos y veía los anuncios de Miracle o Dreames, la película esa de caballos, y pensaba "¿Cuándo hará Kurt de cabrón otra vez? ¡Quiero ver al Jack Burton de Golpe en la pequeña China!", así que me pareció buena idea hacerle de nuevo un poco cabrón. Y en cuanto me vino a la mente la idea de verle machacando sesos, me dije: "¡Ese es Kurt!" (risas). Nos gustó mucho trabajar juntos, y mucha gente me pregunta por qué él, cómo era trabajar con él, y no sé por qué. Yo soy un escritor, y tengo que escribir el personaje perfecto para el actor perfecto. Lo que ha hecho todo tan excitante en este caso es que se aunó el personaje con el actor.
En países como Alemania o España, Planet Terror y Death Proof se exhiben por separado. Su película tiene 20 minutos más de metraje en Europa. ¿Es debido a ello? De haberlo sabido en un principio, ¿hubiera concebido su película de manera distinta?
No. De hecho, desde un principio pensamos en exhibirlas por separado en la mayoría de los países. Inicialmente, las películas se proyectarían en una sesión doble en EEUU, Reino Unido, Australia y tal vez Japón, porque esos países tienen la tradición de las sesiones dobles y de este tipo de cine en la décadas de los 60 y los 70. Por eso, siempre pensamos en que tanto Planet Terror como Death Proof tuvieran más vida por sí mismas. Lo cual es muy interesante, porque la primera Death Proof está cortada y la versión larga es mejor: tiene toda la tragedia nerviosa que imaginé, está todo el guión que escribí, del que me siento muy orgulloso, por cierto. Sí, la versión larga es la mejor. Pero no hay que olvidar que Robert y yo hicimos tres películas: yo, Death Proof; él, Planet Terror; y los dos juntos, Grindhouse.
Sí, además de concebirlo como un todo en el que también se incluyen los trailers que enlazan ambas películas.
Efectivamente. En el caso de Grindhouse, estuvimos detrás de la gran experiencia grindhouse, la-gran-velada-en-el-cine, los trailers, y por eso Grindhouse es más importante que Death Proof o Planet Terror. Y por eso tuvimos que hacer sacrificios. Yo corté mi película, y Robert la suya, para hacer que todo funcionara. Y funciona. Es muy, muy cool. Y la razón principal por la que pienso que hice los sacrificios que hice es que yo necesitaba que todo el mundo viera Death Proof de una manera adecuada.

Así que está muy contento con cómo ha resultado el experimento, la experiencia Grindhouse... ¡Hemos tenido mucho, mucho éxito! Bueno, no lo hemos hecho tan bien en EEUU, allí hemos tenido algunos problemas, pero en el resto del mundo está funcionando muy bien. No es una gran sorpresa porque lo esperábamos, así que todo parece que va a tener un final feliz. He recibido por Death Proof una de las mejores críticas que me han hecho en mi carrera, los tíos de Cahiers du Cinema, en Francia, donde la película va a estar todo el verano y ya lleva ocho semanas funcionando muy bien. En Alemania, ganamos el fin de semana del estreno a La Jungla de Cristal 4, así que está yendo muy bien.

Al parecer, tiene muchos nuevos proyectos. Por ejemplo, uno de ellos, la creación de un nuevo género, el Southwestern.
Sí, siempre tengo un montón de historias diferentes dando vueltas, muchas películas en la cabeza, sólo tengo que elegir la correcta... De hecho, tengo una idea para una película al estilo de esos grandes melodramas de los 60, que no sé si haré algún día pero que no será más que polvo a menos que la ruede en español y en España. De hecho, le conté la idea una vez a Pedro Almodóvar, y le encantó. La quiere hacer. "Si la escribes, debería hacerla. Es perfecta para mí. Yo escribo las mujeres, y tú escribes los hombres". Nos vemos de cuando en cuando, y cada vez que nos encontramos, me pregunta por ese guión (risas).

¿Qué tal va con Inglorious Bastards? Pues sí, parece que es lo próximo que voy a hacer, pero aún la estoy escribiendo. Veremos qué pasa, aún estoy trabajando en el guión.

¿Cómo se siente con el público europeo? Usted, que estena en todo el mundo, ¿cree que los públicos son muy diferentes dependiendo del país? Sabes, soy tan afortunado de que mis películas se vean en todo el mundo, de que diferentes países me aprecien y me acojan, de no depender de Hollywood o de los EEUU... Soy uno de los artistas más afortunados del mundo. A mí, siempre me ha parecido realmente interesante ver las películas tú mismo en otros países, con diferentes audiencias, leer sus críticas, y ver que todos los públicos son distintos. El americano lo es del alemán que a su vez lo es del español, que lo es del filipino o del japonés. Todos tienen una personalidad distinta. Y la prensa también, ahí tienes un buen ejemplo de las repuestas de un país a la película: las cosas que pillan y las que no, lo que no les gusta... Me parece muy fascinante ver las películas con público real, pero lo más importante es que como persona, como ciudadano, soy estadounidense, pero no me considero un director estadounidense. Yo no hago películas para los EEUU. Es sólo otro mercado. Hago películas para el planeta Tierra.

Ese es todo un titular... Vaya, se me está acabando el tiempo. Hmm... antes de terminar, me gustaría enviar un saludo a un director español en quien pensaba mucho al hacer Death Proof. Espero pronunciar el apellido correctamente. ¿Antonio Asiá?

¿Antonio Asiá? ¿Puede ser Antoni Isasi Isasmendi? ¿Le conoce? ¡Sí, eso es, Isasi! No, bueno, no le conozco, no sé si sigue vivo... Pero soy un gran fan suyo. Creo que en Un verano para matar hizo la mejor persecución de motos de la historia. ¿Tú me podrías conseguir su contacto?

Glups. Claro. Sólo fuera por no tener que mirar a la espalda temiendo una embestida del coche de Kurt Russell, por supuesto.


LA EXPERIENCIA GRINDHOUSE

Una experiencia que es también un homenaje y un experimento. Grindhouse está escrita, dirigida y coproducia por ese tándem que forman Quentin Tarantino y Robert Rodriguez. La película la forman dos segmentos (Planet Terror y Death Proof) separados por trailers que anuncian películas ficticias, anuncios y el típico "Visite nuestro bar". El nombre deriva del término Grindhouse, que es con el que se conocía a los grandes cines del centro de las ciudadades estadounidenses -Times Square en Nueva York, Hollywood Boulevard en Los Ángeles o Market Street en San Francisco- especializados en películas de serie B y géneros poco convencionales, distribuidas en copias de ínfima calidad que terminaban su vida en los drive in de más baja estofa del país. Un cine que dejó tras de sí, cuando llegó su final en los años 80, legiones de seguidores que nunca renunciaron al culto. Y entre ellos, además de Tarantino y Rodriguez, están los actores que salpican este delirante programa doble: Bruce Willis, Rose McGowan, Kurt Russell, Jordan Ladd o Freddy Rodriguez son sólo algunos de los que se pasean por Planet Terror o Death Proof. La de Rodriguez gira alrededor de un grupo de rebeldes que, con una líder al frente que tiene una ametralladora como pierna, intenta sobrevivir en un mundo de pesadilla dominado por los zombies. La película de Tarantino presenta la historia de un misógino y psicópata especialista de cine, que se dedica a atropellar chicas guapas con su coche a prueba de balas. Los trailers (Machete, Werewolf Women of the SS, Thanksgiving, Dont) que enlazan las dos partes en los EEUU están rodados por directores tan diversos -y tan afines a los padres del proyecto- como Eli Roth o Edward Wright. Sólo por ver una vez más al gran Danny Trejo haciendo de duro policía mexicano o a Nicholas Cage como Fu Manchú peleando con los nazis, la experiencia Grindhouse merece muy mucho la pena.




Fuente: Revista ClubCultura.

Aprovecho para deciros que visitéis un nuevo blog, que acaba de ser estrenado y pertenece a un amigo mio llamado Pablo. http://elluchadorborracho.blogspot.com Mucha suerte con el blog!

jueves, 13 de septiembre de 2007

La casa de las hojas azules: Premio al blog solidario

Me llena de orgullo y satisfacción ejem... xDxD... que Jandro, autor del blog Perro Viejo, me haya otorgado este premio.

El primer blog que yo visité fue el de Tarantinospain, y ahí me di cuenta de mi pasión por Tarantino y Rodriguez y de lo que era un blog. Así que me puse manos a la obra.

Empecé con un sencillo blog, qué digo sencillo, metiendo 5 entradas por día, pero no sabía meter vídeos, así que ponía los enlaces. Pronto me cansé y quise aprender a meter vídeos de una vez e hice otro blog. Nada. Así que hice otro. Y ahí conocí a Will, que me ayudó a hacerlo y me enseñó a poner vídeos por fin!!

Quiero dar las infinitas gracias a Will por esto, a todos los que me recomiendan películas a través del msn y a todos los que a diario o al menos alguna vez habéis comentado en este blog: Jandro, Isma, Alan (sigue pasándome esos vídeos), Pablo (yipee ki yay), Theodore Manro Panzram, Onete, The man without eyes, Fernan, Luismi, Rafadalton, Kangrejo, y a mis amigos que son los mejores: Lorena, Hugo, Alex, Ana, Marce, Álvaro, Aida, Marta, Samuel, David, y Borja y si se me olvida alguien el beso más grande pa él o ella!!
Ya sé que son muchos pero los tenía que poner jeje.

Decirle a Jandro que no cambies, que tu blog es uno de los mejores que existen ;) y a Will que eres como el niño de Cinema Paradiso, ya lo sabes :D y que Dance me to your beauty with a burning violin xD


Y.... pues nada, acabo con un consejo que el Gran Hombre dijo en su día:
"No hay porqué tener miedo si no te mientes a ti mismo".

Espero seguir mucho tiempo con este blog y que vosotros lo sigáis comentando.


Esto es to, esto es to, esto es todo amigos!!

miércoles, 12 de septiembre de 2007

miércoles, 5 de septiembre de 2007

GRINDHOUSE: DEATH PROOF

Tarantino ataca de nuevo.

Llega la segunda de las dos entregas de Grindhouse, película con dos historias (Planet Terror y Death Proof), contadas por los realizadores Robert Rodriguez y Quentin Tarantino. En los países de habla no inglesa se puede ver completa, pero el resto del mundo tendrá que verla en dos partes. Death Proof es la segunda de ellas.

Para la dj del momento en Austin, Jungle Julia (Sydney Tamiia Poitier), la noche supone la oportunidad de salir de marcha con dos de sus mejores amigas, Shanna y Arlene (Jordan Ladd y Vanessa Ferlito). Esta tropa de mujeres de excepción irrumpe en la noche, haciendo que las miradas se vuelvan desde Güero's a Texas Chili Parlor. Pero no toda la atención que reciben es inocente: siguiendo furtivamente sus pasos está Stuntman Mike (Kurt Russell), un rebelde veterano y curtido que mira con desprecio desde detrás del volante de su vehículo. Mientras las chicas beben ronda tras ronda, el arma de Mike, su arrollador coche, revoluciona el motor a tan sólo unos pasos...

Death Proof también cuenta con la participación de Rosario Dawson, Tracie Thoms, Mary Elizabeth Winstead, Zoë Bell, Rose McGowan, Omar Doom y Eli Roth.

Death Proof supone la quinta película de Quentin Tarantino. Si bien el autor considera que Death Proof es un slasher (película de crímenes sangrientos), un análisis más atento revela que Tarantino auna más influencias: "Death Proof combina el slasher con las clásicas y adrenalínicas persecuciones de coches".

Tarantino afirma que ambos géneros "están tan mezclados que se intercambian casi sin saber cómo en algún punto del metraje. Ni siquiera sé dónde exactamente, pero hay un momento de la película, cuando llegamos a los últimos 20 minutos, que ya no estás viendo lo que hasta entonces habías estado viendo. Realmente hemos pasado de un estilo a otro y estamos en una película diferente. Te has implicado tanto con los personajes que no lo notas, pero realmente has cambiado de película".
La película también realiza una acrobacia cinematográfica al aplicar un estilo de realización específico de una época (películas de género slasher) a la vez que añade la figura de la mujer contemporánea independiente, dura y peligrosa, en un género en el que lo normal era que aparecieran chicas con poca ropa o semidesnudas que iban siendo asesinadas una por una. De hecho, la "chica final", un personaje arquetipo relacionado con las películas slasher, tiene una finalidad inesperada antes de que aparezcan los títulos de crédito finales. Es más, la capacidad de autoreflexión da un salto sin precedentes en Death Proof con la aparición de Zoë Bell, la persona, el personaje, la actriz y la especialista de cine. El personaje de Zöe se concibió específicamente para Bell, la doble de acción de Uma Thurman en Kill Bill.

Con todas sus peculiaridades, Death Proof tiene los rasgos característicos y propios del universo habitual de centrarse en personajes que trabajan en la industria del entretenimiento. Dichos personajes pasan gran parte de su tiempo debatiendo aspectos de la cultura popular. También están presentes algunos trucos de color que son guiños obvios a Kill Bill. Vuelven a aparecer los cigarrillos Red Apple e incluso el personaje de Earl McGraw.
Pero Death Proof es realmente muy diferente: el guión sitúa la tensión en los "momentos de descanso", deleitándose en indagar en el "proceso de cortejo", para romper radicalmente con la liberación en un relámpago de violencia. Para el guionista, director y productor (y ahora director de fotografía), la película supone un cambio tan radical como cualquiera de sus producciones anteriores.

A Mary Elizabeth Winstead, que interpreta a la aspirante a estrella Lee, le sorprendió la complejidad de los personajes femeninos de la cinta y la riqueza y autenticidad del diálogo. "Son personajes que se hacen querer, pero a la vez no son perfectos y el diálogo suena auténtico. Tarantino no intentó escribir diálogos de "chicas". La forma de hablar de los personajes refleja a la perfección la realidad de las mujeres. Dicen tacos como los chicos y su vocabulario es igual de sucio. Creo que Tarantino lo ha sabido captar muy bien".


No obstante, la atención a los detalles cotidianos no es por el mero entretenimiento, o para arrojar luz sobre nuestra evolución Cyborg. Death Proof está en los detalles. Los intensos y entretenidos diálogos de Tarantino establecen un vínculo entre el público y los personajes, las presas de un merodeador. Rosario Dawson hace referencia a una de las escenas de la película para ejemplificar este rasgo distintivo: "Nadie dispararía a un grupo de gente que simplemente están sentados en una mesa hablando de un artículo de un periódico. La escena parece muy intrascendente pero Tarantino introduce puntos realmente claves para la historia de forma muy sutil. De alguna manera la historia te absorbe, ya que te identificas con los personajes, y cuando más aprendes sobre ellos es en estas pequeñas escenas conversacionales. Es sorprendente, es bello y es increíble de ver".

Después de analizar la película hasta sus elementos constituyentes más básicos, Dawson muestra su apoyo con vehemencia: "Se van a ver las mejores persecuciones de coches, las tías más cabronas y los asesinos más siniestros y terroríficos que jamás se hayan visto en pantalla y, además, va a ser divertido. Es algo que Tarantino no había hecho hasta ahora".

La elección de Kurt Russell para interpretar el personaje de Stuntman Mike fue anunciada por Tarantino con ocasión de la Comic-Con, la cita anual del cómic y las películas de serie B de San Diego, apenas semanas antes del comienzo del rodaje. Los fans de Russell, que ya le admiraban desde que protagonizara las películas de John Carpenter Rescate en Nueva York, La Cosa y Golpe en la pequeña China, recibieron con entusiasmo la noticia. Sin embargo, la elección de Russell va más allá de la apreciación por sus papeles en las películas de Carpenter.

Desde sus primeros papeles en el cine, cuando tan sólo era un niño, Russell ha demostrado un registro muy amplio y Death Proof le brinda la oportunidad de encarnar a un lunático realmente malvado y desquiciado, apartándose de sus papeles más habituales del héroe protagonista. Russell aún recuerda una conversación que tuvo con el director dobre el personaje: "Quentin me dijo que le gustaría que añadiera este papel a mi galería de personajes duros. A lo que yo le respondí que estaría encantado".

Stuntman Mike es un personaje que tiene que resultar encantador y tiene que flirtear con las chicas para después incitar miedo y terminar convertido en un maníaco implacable y terrorífico.

Para Russell fue un auténtico reto dar vida a un personaje con un abanico tan amplio de emociones a la vez que profundamente perturbado: "La parte divertida ha sido trabajr con Quentin en el alumbramiento de este personaje. Es diferente a todo lo que he hecho antes. Una de las cosas más divertidas sobre Stuntman Mike es que para él la película no parece ir a ningún sitio. Su comportamientoe s bastante radical".

Afortunadamente para sus compañeros de reparto, al terminar las escenas, Russell dejaba de ser Stuntman Mike. Sobre Russell, Sydney Poitier comenta: "Solía llegar todos los días con una gran sonrisa y disfrutó mucho rodando la peli. Nos hacía sentir muy cómodos a todos en el set y siempre que estaba en el rodaje, él y Quentin se reían constantemente. Podría seguir elogiando a Kurt hasta el infinito".

Tarantino fue el producto de la tremendamente exitosa película de Eli Roth, Hostel. El propio Roth sacrificó una semana de la preproducción de Hostel 2 para unirse al reparto de Death Proof. "Pensé que si alguna vez quería actuar, tenía que hacerlo para Quentin Tarantino; cuando Tarantino te llama tienes que aceptar el cargo. Dov es una especie de judío extraño que no liga ni aunque la vida le fuera en ello", bromea Roth. "Sorprendentemente, ese fue el papel que me dio Quentin. Creo que es un personaje que he estado estudiando durante 34 años. Estamos en un bar e intentamos impresionar a las chicas y, claro, nos sale completamente mal. Muy triste".

El propio Tarantino se une al reparto en la piel de Warren, el propietario del Texas Chili Parlor, Rosario Dawson interpreta a Abernathy, la maquilladora que consigue un "asiento de atrás" en la acción.

"Tengo mucha suerte de interpretar a Abernathy, ya que tengo la oportunidad de estar dentro del coche mientras ellas hacen esos giros de 360º y se chocan. Sorprendentemente nunca me he sentido más segura en un vehículo".

Para la trepidante escena de la persecución, la producción se trasladó de Austin a Santa Ynez Valley, al norte de Santa Barbara. Las ciudades de Buellton, Los Olivos, ompoc y Solvang fueron las anfitrionas de la escena final entre Stuntman Mike y Zöe, Kim y Abernathy. Se supone que la zona es Tenessee, donde Kim, Lee, Zoë y Abernathy están trabajando en una película llamada Cheer Up In Texas. Si Tenessee puede ser Texas, entonces California puede ser Tenessee pretendiendo ser Texas. En la escena de la persecución, el escenario, o más bien la falta de un escenario específico, es importante. Quentin Tarantino explica: "Cuando te conviertes en un cineasta más experimentado en cuanto a cómo se hacen realmente las cosas, puedes visualizar las persecuciones de coches y diseccionarlas, apreciar las cualidades de diferentes escenas. Una de las cosas de las que me di cuenta es de que existen cuatro tipos diferentes de persecuciones: Por un lado tienes la persecución en la que el héroe es perseguido más o menos un 80% del tiempo de la escena, y el resto del tiempo es el héroe el que dirige la persecución. Lo divertido de esto es que suelen ser las más dramáticas. Si no simpatizas con el malo, entonces realmente quieres que le den alcance, que lo cojan, así que éstas son las persecuciones que te implican más emocinalmente. No se trata de huir de la policía, sino de coger al cabrón que es el responsable de todo. Esas son las persecuciones más emocionales".

En Death Proof, Roth comenta que se trata de una película "realmente divertida, rápida y terrorífica. Sólo leyendo el guión ya me entraban escalofríos. Los fans del terror ya saben de sobra que las películas slasher se repiten una y otra vez hasta la muerte. Dándole a Quentin Tarantino la oportunidad de reinventar completamente el género de la misma forma que ya hiciera con el cine de crímenes, o las películas de karatey artes marciales con Kill Bill, ahora ha reinventado el slasher, elevando los estándares y estableciendo una nueva marca".
Death Proof marca el esperado debut de Tarantino como Director de Fotografía. Para ser una primera experiencia, Death Proof es un tanto atípica, porque gran parte del aspecto general de la película radical en el proceso de envejecimiento del celuloide. No obstante, Tarantino concibió la fotografía sin perder de vista la autenticidad. "En realidad uso bobinas muy pequeñas en mi película, porque son en blanco y negro. Estoy usando material de blanco y negro. Mi copia se construye con una especie de Frankenstein, a partir de diferentes fuentes. Así que un rollo puede ser un tanto mierdoso, gastado, sucio y luego otro rollo puede ser Technicolor - "Dios mío, es maravilloso". Esa es la sensación que busco. Es auténtico blanco y negro así que tiene que ir en su propio rollo blanco y negro".


Título: Grindhouse: Death Proof
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Productor: Quentin Tarantino, Erica Steinberg
Fuente: Revista Maverick

lunes, 3 de septiembre de 2007

¿Planet Terror o Death Proof?

Desde La Casa de las Hojas Azules os queremos hacer una preguntita un poco dificililla.
¿Qué preferís... Planet Terror o Death Proof???
Dejad aquí vuestras respuestas....
Y mojaos eh??
Pensadlo bien.





PLANET TERROR
VS.
DEATH PROOF